Estimulante del apetito para adultos mayores y otras medidas

Contenido

Estimulante del apetito para adultos mayores y sus técnicas

La falta de apetito en las personas mayores es una cuestión grave que puede provocar cuadros de desnutrición y derivar en problemas de salud física y mental de relevancia. Si te ocupas del cuidado de personas mayores con esta problemática te contamos la importancia del uso de un estimulante del apetito para adultos mayores y otras medidas para abrir el apetito en ancianos.

Qué es un estimulante del apetito para adultos mayores

El estimulante del apetito u orexígeno es una sustancia que permite abrir el apetito a la persona. En ancianos inapetentes es clave para que estos admitan la alimentación.

No existe un solo orexígeno sino varios que se dividen en dos tipos. Por un lados, están aquellos que produce de forma natural el cerebro por el hipotálamo. Estos actúan para favorecer y controlar el apetito. Por otro lado, hay determinados medicamentos específicos que actúan sobre el centro regulador del apetito. Provocando una sensación de hambre y necesidad de alimentación que facilita que la persona tome la decisión de comer.

Entre los orexígenos para ancianos encontramos antagonistas de la dopamina como son la risperidona y la quetiapina. También corticosteroides como la dexametasona o esteroides anabólicos como la nandrolona o la oxandrolona, entre muchos otros. En realidad la lista es larga pero no todos son válidos para cualquier paciente.

Fármacos orexígenos, estimulante de apetito para adultos mayores

Actualmente hay fármacos a base de una de estas sustancias estimulante del apetito para adultos mayores que se administra en casos como la hiporexia en ancianos. Esta medicación debe estar prescrita por un profesional. Si te ocupas de la atención a ancianos con este problema, consulta con su médico sobre sus problemas de falta de apetito.

Ten en cuenta que existen diferentes orexígenos y algunos pueden interferir con otros medicamentos que tome el anciano o tener efectos secundarios que afecten a su salud. Automedicarse nunca debe ser una opción. Es esencial que este sea prescrito por el médico después de evaluar el caso concreto como considere oportuno. Nunca recurras a orexígenos que han sido recetados para otras personas, sean también ancianas, adultos o niños.

Plantas para ayudar a abrir el apetito

Algunas plantas que se pueden consumir en infusión o como especias en la preparación de alimentos hacen las veces de estimulante del apetito para adultos mayores en casos leves de inapetencia. No son realmente orexígenos potentes pero tienen efectos que contribuyen a abrir apetito ancianos con problemas leves de inapetencia. Y facilitar que estos admitan mejor la ingesta de alimento.

  • Esta especia propia de la cocina asiática estimula la secreción de saliva y contribuye a abrir el apetito.
  • Estimula las secreciones gástricas y el apetito. Puede incorporarse a sopas y platos de legumbre, entre otras preparaciones.
  • Favorece la buena digestión. Facilita que el anciano no evite comer por arrastrar la sensación de pesadez de la comida anterior. Y por miedo a sufrir molestias.
  • Contribuye a reducir los dolores estomacales, por lo que ayuda a evitar que la persona deje de comer para no padecer estos.
  • Nuez moscada. Se utiliza en pequeñas cantidades incluido como especia en la elaboración de recetas. Así estimula el apetito.

Además, algunas plantas de sabor amargo actúan sobre el hipotálamo para estimular el apetito. Acedera, diente de león o endivia son algunas de ellas. Por este motivo si el anciano no tiene problemas para deglutir, los cuidadores a domicilio pueden ayudarles a comenzar por una ligera ensalada de estas plantas junto con alimentos nutricionalmente más interesantes. Puede ser una buena ayuda para estimular el apetito en las personas mayores.

Esto ocurre también con algunas bebidas amargas como determinadas infusiones.

En cualquier caso consulta siempre con el médico. Las plantas no son inocuas y debes asegurarte de que no interfieren con otros medicamentos o el estimulante del apetito para adultos mayores que le ha prescrito el doctor.

estimulante del apetito para adultos mayores
El estimulante del apetito para adultos mayores es una sustancia que permite abrir el apetito a la persona

Acciones para ayudar a estimular el apetito de las personas mayores

La inapetencia en las personas mayores es un trastorno frecuente y peligroso por ello, debemos intentar tanto los familiares como sus cuidadores de realizar todas las acciones posibles para contribuir a que tengan una mejor alimentación.

Cocinar alimentos sabrosos

Es muy importante preparar recetas para mayores saludables y que proporcionen el tipo de dieta sana y equilibrada que ellos precisan. Un consejo simple pero muy efectivo. Especialmente para personas que disfrutaban de la comida pero que por problemas de deglución, de digestión o de restricciones alimentarias ya no disfrutan comiendo y han caído en la inapetencia.

Con la senectud se va perdiendo la capacidad para detectar olores y sabores. Por ello, se hace más complicado cocinar de modo sabroso y saludable, sin caer en el abuso de sal. La preparación de comidas de los cuidados de enfermos a domicilio que contengan hierbas y especias pueden ayudar a lograr alimentos sabrosos y saludables.

Una buena presentación invita a aceptar el alimento

Seamos sinceros, en ocasiones es difícil lograr que un alimento tenga buen aspecto. Y especialmente si este debe presentarse triturado para facilitar la deglución. Pero su aspecto es clave para que sea bien aceptado. Ante la duda, la tendencia natural es rechazarlo. Al fin y al cabo, es un aspecto más que las personas valoramos al alimentarnos, consciente o inconscientemente.

En estos casos, servir cantidades moderadas, procurar un color de la preparación agradable y utilizar recipientes alegres y coloridos puede ayudar a que este sea mejor admitido. Los asistentes a domicilio o las personas encargadas del cuidado de estas personas mayores han de presentar los alimentos de una manera apetecible.

El uso de un estimulante del apetito en adultos mayores es clave en muchos casos de problemas de desnutrición o déficit nutricional por pérdida de apetito. Si eres un cuidador profesional de mayores o un familiar de ancianos y detectas problemas de inapetencia de intensidad leve, moderada o grave, no te demores y solicita cita en su médico de atención primaria.

¿Te ha sido útil nuestro contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

¡Gracias por tu valoración!

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

Nos dices, ¿Cómo podemos mejorar este contenido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

estimulante del apetito para adultos mayores
La falta de apetito en las personas mayores es una cuestión grave que puede provocar cuadros de desnutrición y derivar en problemas de salud física y mental de relevancia.

SOLICITA INFORMACIÓN

¿Buscas profesionales para el cuidado de ancianos en Madrid o Barcelona? ¡Contacta con nosotros!

Responsable: Feliz Vita SL. Finalidad: gestión de la solicitud de contacto. Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de los datos en info@felizvita.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Destinatarios: no se ceden a terceros. Información: más información en nuestra página de Política de privacidad.

SOLICITA INFORMACIÓN

¿Buscas profesionales para el cuidado de ancianos en Madrid o Barcelona? Contacta con nosotros y te ayudaremos a encontrar la mejor solución a tus necesidades y la de los tuyos.

Responsable: Feliz Vita SL. Finalidad: gestión de la solicitud de contacto. Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de los datos en info@felizvita.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Destinatarios: no se ceden a terceros. Información: más información en nuestra página de Política de privacidad.

Si te ha gustado ¡Compártelo!