¿Qué hacer cuando un adulto mayor no quiere ayuda?

Contenido

Es común que las personas mayores no acepten ayuda para realizar tareas cotidianas. Para nosotros como hijos o nietos puede ser una situación incomprensible, ya que en la mayoría de los casos notamos señales de un deterioro físico o cognitivo que les impiden ser todo lo autónomos que quisiéramos que fueran.

¿Qué hacer cuando un mayor se niega a recibir ayuda?

A medida de que envejecemos nuestro cuerpo comienza a perder autonomía y vitalidad. Muchas veces no queremos aceptar esta realidad y es por ello que llegado a cierto punto intentamos evitar a toda costa la pérdida de nuestra independencia.

A las personas mayores les cuesta asumir la necesidad de una ayuda externa. La situación puede complicarse si se niegan a recibir asistencia. En ciertos casos esa negativa puede estar asociada a cierto deterioro cognitivo.

Si hacemos un análisis de las causas de no aceptar la ayuda que le ofrecemos es en parte por miedo, orgullo o terquedad para aceptar los cambios que están relacionados con el envejecimiento.

“¿Estás diciendo que soy demasiado viejo?”

Una pregunta que a menudo escuchamos de nuestros mayores y que viene acompañada de una afirmación como “No necesito ayuda. Soy capaz de cuidarme solo.”

El otro problema en este escenario viene de nosotros mismos. Como hijos no entendemos que nuestros seres queridos reúsen a aceptar la ayuda que necesitan y nos enfadamos con ellos. ¿Esta sería la mejor manera de afrontarlo?¿Cómo podríamos hablar con ellos?

¿Qué deberíamos hacer para lograr que nuestro familiar acepte cuidados? 

En este artículo te propondremos varios pasos a tener en cuenta para que logres que tu ser querido reciba la ayuda que necesita. Ten en cuenta que la paciencia y el cariño son fundamentales  para que ellos logren entender nuestro punto de vista.

Asesórate sobre los tipos de servicio de las empresas de cuidados de personas mayores

¿Qué tipos de ayudas necesita nuestro familiar? Esa es una de las primeras preguntas que debemos hacernos. Debes tener en cuenta el estado de salud y qué tipo de limitaciones tiene tu mayor.

Podemos analizar su situación desde varios puntos:

  • Necesidad de asistencia en tareas del ámbito cotidiano, como un apoyo extra en su día día. Este es un caso en donde la persona mayor no tiene ninguna enfermedad
  • Padecimiento de alguna patología que influye en su buen desenvolvimiento diario
  • Nuestro familiar presenta alguna enfermedad que influye en sus capacidades cognitivas

Teniendo en cuenta los puntos anteriores podemos buscar información sobre los servicios que pueden necesitar nuestros padres o abuelos. ¿Pero, qué servicios ofrecen las empresas que se dedican al cuidado de personas mayores?

Tengamos en cuenta que los servicios pueden ser fuera o dentro del domicilio. Las personas mayores por lo general prefieren recibirlos en casa ya que se mantienen en un entorno conocido y no pierden la sensación de control e independencia.

Dentro de los servicios que contribuyen al cuidado y bienestar de nuestros familiares se encuentra la asistencia en el domicilio. Este servicio es recomendable en el caso que tu familiar solo necesite un apoyo extra en la tareas cotidianas. Es una forma de garantizar que nuestros familiares estén bien atendidos y se sientan confortables en su hogar.

Contar con la asistencia de trabajadores internos o externos podría ser aconsejable en el caso de que tu familiar necesites cuidados de manera sistemática. A causa de nuestro trabajo y tareas diarias no podemos estar siempre con ellos por lo que este tipo de servicio nos ofrece la tranquilidad que buscamos.

En el caso que necesites un apoyo cuando tu ser querido está hospitalizado existe el servicio de apoyo en hospitales. Las hospitalizaciones son momentos delicados para las personas mayores en donde recibir un trato personalizado puede  marcar una diferencia tanto para ellos, como para nosotros.

¿Y qué hacer si solo necesitamos servicios en momentos puntuales para que nuestros familiares acudan a citas médicas, instituciones o actividades? En este caso las ventajas de servicios de compañía son una alternativa a tener en cuenta en este tipo de situaciones.

Asesorarte sobre los diferentes tipos de ayudas o cuidados que existen es un primer paso para que identifiques las posibilidades que tienes para que tu familiar reciba la asistencia profesional que necesita. Por otra parte, a la hora de dialogar con ellos podrás tener herramientas a tu alcance para ofrecerle la información que necesita en la toma de decisiones.

Ancianos que no quieren ayuda

Maneja el rechazo al cuidado

Es muy complejo cuando estamos en una situación como esta. El sentimiento de frustración es recurrente ya que queremos lo mejor para nuestros padres o abuelos. Es por ello que queremos dejarte algunos consejos que pueden ayudarte a abordar la conversación de una mejor forma y quizás lograr que nuestro familiar acepte y reconozca la necesidad de ayuda.

  1. Mantén la calma: Lo primero que debemos hacer es mantener la calma ante cualquier negativa o rechazo. Lo más importante es que no le transmitamos angustia o preocupación a ellos ya que podríamos agravar la situación.
  2. Escuchar atentamente: Debemos recordar que nuestros mayores son personas adultas y por ello su opinión es importante. Establecer una comunicación asertiva es fundamental para entenderlos y que ellos nos entiendan de igual forma. Preguntar y conocer el motivo por el cual no se dejan ayudar puede ser clave para abordar el tema de conversación.
  3. Evitar forzarlos a recibir ayuda: No es recomendable que impongamos nuestro criterio o forzar a que nuestro familiar reciba la ayuda que queremos ofrecerle. Las personas mayores tienen todo el derecho de decidir sobre este tipo de asuntos. Debemos intentar que entiendan los motivos, explicarles, aconsejarles para intentar que tengan una mejor calidad de vida. Podemos ofrecerles ejemplos de personas cercanas que han recibido servicio de cuidados para personas mayores, y como está puede resultar beneficiosa para ellos.
  4. Buscar asesoramiento conjunto: Incentiva la búsqueda de información de manera conjunta. Recurre a las empresas de cuidados a personas mayores y junto con tu familiar pide asesoramiento de que cuál servicio pudiera ser el más indicado.
  5. Habla sobre el coste: Quizás tu ser querido puede negarse a recibir ayuda por miedo al coste que pueda suponerte. Habla sobre ello y explícale la existencia de ayudas para poder acceder a este tipo de servicios como pueden ser, el Cheque servicio en Madrid y el PEVS en Barcelona.
  6. Recurrir a profesionales: En el caso de que nuestros argumentos no sean suficientes siempre es posible recurrir a psicólogos o especialistas que puedan trabajar este tipo de situaciones familiares. Expertos que puedan mediar entre ambas posturas logrando que se llegue a un entendimiento.

Utiliza estrategias que te ayuden 

Utiliza estrategias que ayuden tu familiar  a adoptar una actitud positiva y acepte el apoyo externo.

Una vez hayamos decidido junto a nuestros mayores la asistencia y el candidato adecuado debes tener en cuenta aspectos importantes para evitar que exista una posterior resistencia al cuidado.

  • Es posible que durante la convivencia surjan problemas pero será de fácil solución si el profesional y los familiares trabajan en conjunto.
  • Introduce al cuidador de forma gradual intentando de que solo apoye a tu familiar en las tareas que no pueda hacer solo. Incluso si ambos trabajan juntos es una buena estrategia para que tu familiar lo acepte mucho más rápido.
  • Respetar la privacidad y darle el espacio que tu familiar necesita es algo que el cuidador debe tener en cuenta todo momento. De esta forma se evitará roces y estrés innecesarios.

 ¡Hasta aquí nuestro artículo! Esperamos te haya gustado y sea de utilidad. Si tienes cualquier duda, recuerda que estaremos encantados de poder ayudarte. Déjanos tu valoración o comentario para conocer tu opinión.

¿Quieres mantenerte informado sobre el sector de la tercera edad? ¡Te invitamos a seguir nuestras redes sociales! Así no te perderás de nada. ¡Hasta la próxima!💙

¿Te ha sido útil nuestro contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

¡Gracias por tu valoración!

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

Nos dices, ¿Cómo podemos mejorar este contenido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ancianos que no quieren ayuda
Reconocer que perdemos independencia o tenemos problemas para valernos por nosotros mismos es difícil para todas las personas. Los adultos mayores no son la excepción a estas situaciones y es por ello que a veces no son capaces de aceptar atención o ayuda. ¿No sabes qué hacer en estos casos? En este artículo de damos algunos elementos a tener en cuenta.

SOLICITA INFORMACIÓN

¿Buscas profesionales para el cuidado de ancianos en Madrid o Barcelona? ¡Contacta con nosotros!

Responsable: Feliz Vita SL. Finalidad: gestión de la solicitud de contacto. Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de los datos en info@felizvita.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Destinatarios: no se ceden a terceros. Información: más información en nuestra página de Política de privacidad.

SOLICITA INFORMACIÓN

¿Buscas profesionales para el cuidado de ancianos en Madrid o Barcelona? Contacta con nosotros y te ayudaremos a encontrar la mejor solución a tus necesidades y la de los tuyos.

Responsable: Feliz Vita SL. Finalidad: gestión de la solicitud de contacto. Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de los datos en info@felizvita.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Destinatarios: no se ceden a terceros. Información: más información en nuestra página de Política de privacidad.

Si te ha gustado ¡Compártelo!